Saltar al contenido

¿Cuáles son las diferencias entre un consolador y un vibrador?

noviembre 27, 2017
diferencias entre consolador y vibrador

Disfrutar de un buen juguete sexual, en compañía de tu pareja o a solas es una experiencia maravillosa. Sin embargo, existe mucha desinformación acerca del tema en cuanto a juguetes sexuales, específicamente en lo que la gente considera como vibrador, consolador o dildo. ¿tienes dudas? Aquí te vamos a aclarar todas, y puntualizaremos las diferencias de cada uno de estos sensuales accesorios.

Qué es un consolador

En primer lugar, mencionemos sobre el consolador. Se estima que al menos el 70% de las mujeres piensan en un dildo o consolador al escuchar la frase “juguete sexual”. En este sentido, indicamos que el consolador, es un objeto cilíndrico, alargado de tamaño variado (a veces con forma exacta de un miembro masculino) que se inserta en la vagina para causar una buena dosis de placer.

Fabricantes que quieren sobresalir en el mercado optan por usar metal, ya que este tiene una propiedad bastante “efectiva” al generar cambios de temperatura en su superficie, (el frio es muy estimulante para el clítoris o paredes vaginales)

El dildo o consolador no contiene módulo de vibración, por lo que su función está pensada para únicamente la introducción en la zona vaginal o anal. Su uso no se limita al individual, sino que puede ser implementado por parejas.

Nuestra selección de consoladores blandos

Nuestra selección de consoladores duros

Qué tipos de consoladores hay

Existen consoladores de todo tipo: grandes, pequeños, medianos, curvados, y hasta con doble punta. El material que generalmente se utiliza para su fabricación es plástico, látex o hasta vidrio.

Generalmente tienen forma o aspecto muy similar a un miembro masculino real. En casos muy específicos, los fabricantes optan por un modelo mucho más “genérico” con la forma cilíndrica y punta ovalada (como un huevo), bastante clásica.

Existen fabricantes que han optado por ofrecer un diseño tan realista, que incluye los testículos. Este diseño además de ser realista permite que puedas sujetarlo por ahí, en esas noches de placer que tanto te gustan.

¿Cuánto cuesta un consolador aproximadamente?

En España, un consolador puede encontrarse a través de sex shops o tiendas online, a un precio de 10 euros en adelante. Las variantes del precio son muy pocas y todo depende del material con que se haya fabricado. Los metálicos, son un poco más caros.

Además, los precios también varían de acuerdo con el conjunto de accesorios que incluyan, como mango sujetador, calidad del látex o plástico usado o “realismo” con el que simulen el miembro masculino.

¿Qué es un vibrador?

La palabra vibrador, ya indica en gran parte lo que es su definición por sí misma, el vibrador es un dispositivo, que al igual que el dildo mantiene su forma cilíndrica, pero como punto diferencial, contiene un módulo de vibración en su interior.

Los primeros indicios de vibrador en la historia, oficialmente se remontan al año 1880, donde el primer módulo era usado por el doctor Joseph Mortimer para sesiones terapéuticas. En dicha época, las mujeres con mucho apetito sexual eran consideradas como “histéricas”.

El vibrador es sumamente útil a la hora de mejorar la experiencia sexual de cualquier pareja o de ti misma a solas. Su uso no solo se limita a la penetración, sino que sirve para estimular el clítoris o cualquier otra zona erógena. Incluso puede usarse en el ano, pezones o ¿Por qué no? las zonas detrás de la pantorrilla y muslos.

Nuestra selección de vibradores a control remoto con mando

Nuestra selección de vibradores anales

Nuestra selección de vibradores sumergibles

¿Qué tipo de vibradores hay?

Gracias a que el vibrador no debe ser únicamente en forma de pene, los fabricantes han sido bastante “imaginativos” a la hora de hacer sus nuevos productos. Por tal motivo, los hay de todo tipo: pequeños, en forma ovalada, grandes, con mango, doble punta y diversas formas adaptadas al clítoris, vagina y ano.

Adicionalmente, ya que incluyen el mencionado módulo de vibración, se venden con o sin control para varar la forma en la que vibran.

¿Cuánto cuesta un vibrador aproximadamente?

Los precios de los vibradores inician aproximadamente a partir de los 15 euros, con modelos básicos sin control incluido o mango sujetador. En otras instancias, donde se incluyen dichos accesorios y características más “avanzadas” como base con succión (para sujetarlo firmemente en el suelo) el precio puede elevarse hasta los 25-30 euros.

¿Qué diferencias hay?

A continuación pasamos a explicar la diferencia entre consolador y vibrador. La primera de ellas es que el vibrador, a diferencia del consolador, debe utilizar pilas o recargarse mediante un conector. Otras de las discrepancias entre ambos, te las presentamos en esta cómoda lista:

  • El vibrador no es tan flexible debido a la naturaleza de su modulo interior.
  • Los materiales para los vibradores son muy limitados.
  • Los vibradores requieren de pilas, en cambio sus “primos”, no.
  • Los consoladores pueden ser mucho más flexibles, por lo tanto, imitan mejor la naturaleza de un pene real.
  • Los vibradores pueden ser utilizados para más que solo estimular tu vagina o ano.
  • El consolador puede lavarse con más facilidad que el vibrador (ya que este último podría dañarse).

¿Ventajas y desventajas de cada uno?

Ventajas del vibrador

Empecemos indicando sobre las ventajas del vibrador:

  • Es practico, no necesitas esforzarte para llegar al clímax si te centras en el clítoris
  • Se usa para más de una zona
  • Los hay de muchas formas, colores, texturas y tamaños.
  • Complementa sexualmente tanto al hombre como a la mujer

Desventajas del vibrador

Ahora, en cuanto a sus desventajas, son pocas, pero aquí te las presentamos

  • Utiliza pilas o debe recargarse.
  • Es poco flexible debido a que incorpora un módulo interno de vibración
  • En ocasiones puede ser un tanto ruidoso.
  • Su precio es relativamente más alto que el de un consolador estándar.

Ventajas del consolador

Sus ventajas se presentan en más de una ocasión por sobre el vibrador, y es que a veces lo “simple” es muy efectivo. Aquí te las presentamos.

  • No es ruidoso.
  • Es flexible, ya que no incorpora vibración.
  • No requiere pilas.
  • Puedes usarlo en pareja o individualmente (esas noches de placer en tu cama).
  • Relativamente, su precio es inferior al de un vibrador.

Desventajas del consolador

En cuanto al consolador, tiene un par de desventajas que sin duda deberás conocer.

  • Su forma muchas veces se limita a la imitación de un miembro masculino.
  • Lógicamente, es manual su uso y tiende a cansar o requerir de un esfuerzo notoriamente superior al de su primo “electrónico”.
  • Está limitado al uso anal y vaginal.

Una mujer debe comprar un consolador sí está buscando

Elegir un consolador es emocionante, ya que en compañía puedes estimular manualmente como quieras a la pareja. Sin necesidad de solo usar la masturbación manual, te aseguramos que este “juguetito” dará nueva sazón a tu vida amorosa en pareja, y te permitirá conocer más a fondo zonas como el punto G.

En conclusión, debes escogerlo si prefieres placer más a lo “clásico”, hacer un buen sexo oral al juguete y sentir esa sensación de que es un miembro real (ya que incluso hay modelos que incluyen venas), hará una noche de calidad para tu vida erótica.

Una mujer debe comprar un vibrador si está buscando

Cuando deseas experimentar una sensación que te estremezca, mas allá de lo “común” y que literalmente haga vibrar tu zona, lo mejor sin duda es optar por un buen vibrador. Este puede servir incluso como terapia anti estrés, ya que hay fabricantes que utilizan modelo ovalados o de huevo que estimulan al máximo, generando un placer increíble.

Además, cuando se compra un vibrador que implemente control, puedes ser bastante creativa con tu pareja. No te limites solo a pensar que es para una chica como tú, también puedes estimular el glande de tu hombre con unas buenas vibraciones.

Veredicto

Ambos juguetes son bastante buenos para darse placer y dar placer; puedes usar tu imaginación para cualquier tipo de nueva “aventura en la cama”. La elección que decidas será siempre complementaria a lo que busques; es decir, si pretendes utilizarlo para generar placer en más zonas que solo tu vagina y ano, lo mejor es escoger un vibrador.

Por otro lado, si deseas hacer juegos en solitario de penetración o para ti misma, y no quieres experimentar otras zonas (ya deberías haberlo hecho con anterioridad), es decir ya sabes lo que te gusta y prefieres usar solo tus manos, vete por el consolador.  Este puede ser bastante simple en cuanto a su modo de empleo, sin embargo, tu escoges como introducirlo, la velocidad, la fuerza o incluso girarlo a gusto dentro de ti.

Ciertamente es una decisión un tanto difícil, sobre todo si es tu primera visita a la Sex Shop de tu preferencia. Sabemos que es difícil preguntar por asesoría en persona, así que déjanos indicarte que, para comenzar con buen pie, lo más acertado seria irse por un consolador. Como mencionamos, es bastante clásico, no tendrás que jugar mucho con modos de vibración, tal como ofrece su primo.

Con el consolador podrás disfrutar horas en solitario, cuando quieras luego de un buen libro, darte tiempo para ti misma. Por otra parte, como ya hemos hecho referencia anteriormente, se trata de un complemento perfecto para reavivar la llama de cualquier relación en pareja.


foto marta

Marta Silva

Psicóloga, Sexóloga y Terapeuta de Parejas

7 años de experiencia como psicóloga especializada en salud sexual, trastornos afectivos, violencia de género y relaciones de pareja.

Share via