Saltar al contenido

CONSEJOS DE SEGURIDAD

La utilización irresponsable de un vibrador femenino de cualquier tipo puede tener consecuencias nocivas para la salud como:

  • ☠ Lesiones físicas.
  • ☠ La exposición a sustancias químicas nocivas.
  • ☠ Enfermedades de transmisión sexual y otros problemas de salud.

Pero ¡no te asustes! Un poco de sentido común suele ser suficiente para protegerse de estas amenazas. Lo malo es que el sentido común no siempre prevalece con el subidón del momento íntimo y además hay algunos puntos que pueden no ser tan obvios. Así que aquí van algunos consejos importantes de seguridad para evitar disgustos:

Defectos

Cuando abras la caja tu vibrador huevo por primera vez, compruébalo bien para asegurarte de que esté en perfectas condiciones de funcionamiento. Si la superficie se rompe, está rota o huele raro, devuélvelo inmediatamente, ya que usarlo en estas condiciones es arriesgado y podría causarte lesiones. También debes asegurarte de lavarlo a fondo antes de usarlo por primera vez.

Materiales

Huevo vibrador dentro de condón

Es importante tener en cuenta que te puedes ahorrar la mayoría de riesgos que trae aparejado el uso de estos juguetes utilizando tu vibrador de huevo entro de un condón. Sin embargo, si vas a utilizarlo directamente «a pelo», debes saber que hay algunos juguetes más seguros que otros debido al material del que están hechos.

Por ejemplo, el caucho y el cloruro de polivinilo (PVC) son mucho más porosos que la silicona, y las bacterias pueden ocultarse en el material como si fuera una esponja. Esto se puede evitar al optar por juguetes hipoalergénicos, de mayor calidad, a base de silicona o elastómeros.

Por otra parte, durante mucho tiempo los fabricantes de juguetes sexuales utilizaron unas sustancias químicas llamadas ftalatos en los juguetes de plástico y de caucho suave. Los ftalatos son suavizantes y están presentes en muchos tipos de plástico diferentes. Existen evidencias de que pueden ser dañinos, sobre todo en el sistema reproductor masculino, y cuando se testearon en ratas se descubrió que cantidades muy grandes pueden causar daños en el hígado, pulmones, riñones, testículos y sistema endócrino.

Algunos huevos masturvadores tienen ftalatos

Hace unos años hubo bastante de revuelo en torno al uso de ftalatos en los juguetes sexuales, a pesar de la falta de investigación realmente sólida. En teoría solo ha habido un estudio sobre los productos químicos en los juguetes sexuales, publicado en Dinamarca en 2006. No obstante, no debemos olvidar que el uso moderado de consoladores (menos de 15 minutos por semana) no está asociado a ningún riesgo significativo para la salud, y el uso intensivo (1 hora al día) tampoco conlleva ningún riesgo, a excepción de las mujeres embarazadas y lactantes que deben abstenerse del mismo. En cualquier caso la mayoría de los fabricantes de juguetes sexuales decidió dejar de usar ftalatos en sus productos y muchas empresas dejaron de comercializarlos debido a la preocupación que empezó a tener lugar entre el público. A día de hoy aún se puede ver el mensaje en inglés «phetalate-free» en muchas etiquetas.

Utilización

La forma en que utilizas tu huevo vibrador es posiblemente incluso más importante que el modelo que elijas. Esto es especialmente cierto si lo vas a usar con una pareja.
Si dos personas sanas ya están compartiendo fluidos a través del sexo oral y el coito, entonces no existe ningún riesgo adicional por compartir un juguete sexual (si son monógamos). Sin embargo no es una buena idea compartir juguetes sexuales con amigos o compañeros porque las ETS pueden transmitirse a través de los juguetes sexuales.

Lo mejor y más seguro siempre es limpiar el vibrador adecuadamente. Silicona, metacrilato, vidrio y metal son los materiales más fáciles de limpiar. Si no ha sido o no puede ser limpiado de forma correcta, entonces hay riesgo de transmisión de enfermedades especialmente si una persona lo usa justo después de la otra.

Otra aspecto de la utilización que debes tener en cuenta es no pasar del juego anal al vaginal sin limpiar el juguete a fondo. Siempre se debe limpiar el juguete después que una persona lo ha usado para inserción anal.

Lo que es más importante todavía que los propios usos que se les da, es si ciertos grupos están en mayor riesgo por ignorancia, o si sus prácticas malentendidas por un profesional médico por motivos de género u orientación sexual y este no pueda orientar adecuadamente. Las personas con acceso a buena información sobre el sexo y los juguetes podrán participar en todo tipo de prácticas sexuales de manera mucho más segura y saludable que aquellos que no lo tengan.

Lesiones

Sí, es posible sufrir una lesión usando huevos vibradores o cualquier otro vibrador para mujeres, y sí, no es fácil de explicar a un médico. Asegúrate de usar el huevo vibrador en la forma en que está diseñado para ser utilizado (en otras palabras, lee las instrucciones). Y por supuesto, si notas algún dolor o molestia interrumpe el uso inmediatamente y consulta con un especialista.

Higiene

Como lavar vibradores con mando 

Para limpiarlos se debe utilizar un limpiador específico para juguetes sexuales o bien un jabón suave y agua tibia (no caliente). Nunca sumerjas un huevo vibrador inalambrico o un vibrador mando distancia no impermeable. Puedes hervir tus juguetes siempre que sean de silicona o Pyrex, o lavarlos en el lavavajillas, siempre y cuando no tengan componentes eléctricos.

Hay muchos productos que pueden limpiar un juguete, pero si no son respetuosos con la piel los residuos sobrantes pueden producir irritación cuando vayas a usarlo de nuevo. Si tienes un huevo vibrador que no se puede enjuagar, limpia el residuo del producto de limpieza con un paño húmedo y limpio. El jabón líquido para manos o jabón para lavar platos son lo suficientemente potentes en la mayoría de los casos, y el peróxido de hidrógeno que contienen es un germicida bastante leve. La silicona soporta las sustancias químicas más potentes —como la lejía—, mejor que otros juguetes de goma blanda; cuanto más potente sea la sustancia química, más vital es garantizar un enjuage completo y concienzudo para evitar que quede residuo.

Recuerda evitar antibacterianos como el triclosán, este tipo de ingredientes son totalmente recomendables. Puede provocar sequedad e irritante, y algunos expertos están investigando sus posibes efectos carcinógenos.

Una vez más, recuerda que la medida de seguridad más eficaz de todas es meter el huevo dentro de un condón cada vez que lo utilices.

Copy link
Powered by Social Snap