Saltar al contenido

Guía para comprar estimuladores del punto G

Un buen estimulante para la cama, ¡sí que sí!, eso es lo que una chica aventurera y atrevida a solas o en compañía requiere para un buen “momento de acción”. Para ayudarte con la travesía, estudios y teorías han determinado que el punto G, si existe, pero ¿Cómo encontrarlo? No des vueltas, ya que la solución está en los estimuladores del punto G. Así de simple.

Antes de iniciar, hablemos un poco del punto G. El cual tiene su origen por estudios realizadas por el doctor Grafenberg, en al año 1944. El mismo se encuentra situado a unos 4 o 5 centímetros de la entrada de la vagina. Por tal motivo, localizarlo es mucho más difícil en relación con el clítoris.

En este generoso articulo te daremos tips, descripciones y una detallada explicación de todo lo que debes saber antes de comprar un buen estimulador del punto G. ¡No pierdas de vista ninguna de las secciones aquí ofrecidas!

Nuestra selecció de huevos para estimular el punto G

Nuestra selección de dildos para estimular el punto G

¿Qué es?

Como su nombre lo indica, el estimulador del punto G es un producto de la gama de juguetes sexuales que pretende facilitar que puedas encontrar y “calentar” apropiadamente este placentero punto erógeno del que tanto has oído hablar.  Para ello, utiliza una punta con curvatura especial, lista para que lo encuentres con mucha mayor facilidad.

No se trata de un “imitador de dildo”, no, de hecho, anatómicamente es muy diferente. La mujer debe colocarlo en su dedo anular, o sujetarlo para ir explorando su vagina. El punto diferencial es su punta, y no te preocupes, ya que hay modelos para todos los gustos (hasta con vibración incluida).

De qué materiales puede estar hecho y qué tamaño suele tener

Los estimuladores del punto G, al igual que sus primos, los dildos, están realizados de diversos materiales. Sin embargo, los más recomendables son aquellos de látex o plástico debido a su suavidad y facilidad de manejo.

Existen de metal, pero es mejor que solo vayas por ellos si realmente ya tienes experiencia previa.

Por otro lado, en cuanto a su tamaño, es bastante menos largo que un dildo, debido a que como hemos mencionado, el punto G se encuentra a pocos centímetros de la entrada vaginal. Los modelos más “grandes” alcanzan apenas unos 15 centímetros de largo.

¿Qué tipos hay?

Te complacerá saber que el mundo de los estimuladores del punto G es tan grande como los de otros juguetes sexuales, es decir, encontrarás de todo para tu preferencia. Grandes, pequeños, con punta doble (para perforar el ano de igual manera), con vibración y los mencionados “anillos” para usarlo colocado en el dedo.

La variedad es tan extensa que incluso, hay productos que incluyen doble punta, vibración y movimientos automáticos incorporados (rotación de la punta), todo en un solo dispositivo.

¿Cuánto cuesta aproximadamente?

No te alarmes, los precios son bastante accesibles a cualquiera, y varían desde los 25 euros hasta los 70 euros. Realmente vale la pena comprar uno sencillo para comenzar y una vez que la exploración ha dado “frutos” y hayas encontrado tu codiciado punto G, lo estimules con otros modelos más complejos.

Su precio como verás es algo elevado en comparativa con un dildo o un vibrador “clásico”. Sin embargo, vale la pena por los resultados que otorga a tu vida sexual.

Como hicimos mención, la cantidad de variantes en los estimuladores de este tipo es excepcional. Escoger un modelo que se adapte a tus necesidades y bolsillo, será pan comido. Una tarea relativamente fácil y que no tendrá mayor complejidad que ir a comprar condones a cualquier farmacia.

Ventajas y desventajas de este producto

Ventajas y desventajas los hay en todo producto erótico, y en este caso no es la excepción. Así pues, vamos a nombrarte primero sus puntos positivos para proseguir con la lista de cosas “malas”, a fin de que pienses muy bien y escojas un buen estimulante del punto G antes de su compra.

Desventajas

  • Su uso es muy específico, y deberás comprar un modelo de doble punta si deseas usarlo para tu ano.
  • Tardarás un poco en encontrar su “uso real”, ya que debes detenidamente en la primera sesión localizar tu punto G.
  • No todos los modelos del mercado realmente logran satisfacer el objetivo.
  • Su precio es un poco elevado comparado con otros juguetes sexuales.

Ventajas

  • Una vez que ya has pasado el momento de exploración su uso es bastante sencillo.
  • Los hay de muchas formas, con vibración o no, para usarse en el dedo medio. Una gran ventaja para disfrutar a solas o en pareja.
  • No podemos obviar esto: estimular el punto G causa un placer mucho mayor que el toqueteo en el clítoris. ¡Exorbitantes descargas orgásmicas!

Debes comprar un estimulador del punto G si

Querer experimentar nuevas sensaciones es normal en la naturaleza humana, y como cualquier chica, ¿Por qué no darle una probadita? Sin duda debes comprarte uno y darte el placer que te mereces, ya sea a sola o en compañía de tu pareja, el estimulador del punto G es increíble.

Cómpralo para aumentar esa llama pasional, o retorcerse de placer. Además, como “punto extra” servirá para ayudar a tu chico a encontrar más rápidamente ese puntito del que todos hablan. Cuando ya sepas donde está, ¿Por qué no dejar que lo toque con sus dedos?

NO debes comprar un estimulador del punto G

Si tienes preferencia por el placer de las zonas externas de tu vagina, lo mejor es que pases de comprar uno de estos juguetitos, ya que requieren de mucha exploración interna.

Si ya te basta con un vibrador y no tienes paciencia como para buscar tu punto G, entonces no hay más que decir. Por otro lado, existe la posibilidad de que te pierdas un enorme placer, como nunca lo habidas experimentado ¡Tú decides!

Consejos de uso para mujeres

Tómatelo con calma, al momento que utilices por primera vez el estimulador del punto G, ten la mente relajada. Estimula un poco tu clítoris, ya que al expandirse las paredes vaginales será mucho más fácil encontrar el punto con el juguete.

Luego introdúcelo, (una vez lubricada), usando movimientos circulares que cada vez deberás aumentar de frecuencia. Los resultados serán más que increíbles, y cuando estés sin aliento, notarás él porque es tan especial un estimulador del punto G.

Recuerda que no es necesario ir tan profundo, dada la naturaleza de dicha zona erógena. Adicionalmente, como otra recomendación importante, lo mejor es que uses un estimulador hecho de materiales suaves, y lo laves con agua tibia antes y después de su uso.

Consejos de uso para hombres

También te indicamos que es mejor tener paciencia. Al igual que un buen carpintero, debes hacer buen uso de tu “herramienta” para darle el boom placentero que merece tu chica. Usa el estimulador del punto G suavemente, y a la vez, con tus manos y boca acaricia el resto de las zonas erógenas (las chicas somos una cajita de sorpresas).

Cuando logres diferenciar el punto G (su textura es más rugosa que el resto de la vagina), créenos, que agradecerás haber comprado el juguete. Tu pareja también lo agradecerá.