Saltar al contenido

Llevar tus juguetes para adultos en la maleta puede llegar a ser un poco delicado, lo último que necesitas es un policía en la aduana revisándola, metiendo la mano y sacando el huevo vibrador para inspeccionarlo frente a la atenta mirada de los presentes…

Es posible viajar con juguete erótico sin ningún problema y de hecho vale la pena darte el capricho de disfrutarlo en el extranjero para darle un poco de diversión extra al viaje. Ya verás como el cambio de escenario hace que la experiencia sea completamente nueva. Peeeero, hay que tomar ciertas precauciones.

Quítale las pilas o descárgalo

Huevo sin bateria

Si no quieres que tu maleta se ponga a vibrar en el momento menos oportuno recuerda quitarle quitar las pilas. Si es recargable asegúrate de que está descargado antes de cerrar la maleta. No te fíes mucho del botón de apagado, es muy probable que acabe poniéndose a funcionar al menor movimiento brusco que sufra el contenido de la maleta. Algunos huevos vibradores cuentan con un método de bloqueo especial. Si el tuyo no lo tiene, ¡fuera pilas o fuera batería!

No obstante, si tu huevo es recargable, aunque lo lleves descargado es posible que te hagan encenderlo al cruzar la zona de seguridad, así que ten a mano el cargador. Se trata de una ley que se introdujo en EEUU en julio de 2014 por la cual si un dispositivo que lleva el usuario en el equipaje de mano no enciende al cruzar el arco de seguridad, es posible que no se le permita subirlo al avión. Al parecer también están llevando a cabo esta medida en los aeropuertos de Reino Unido.

Mantenlo limpio

Huevo en bolsa de plástico

La higiene es importante en todos los aspectos de nuestra vida, ¡juguetes sexuales incluidos! Guarda tu vibrador de huevo en una bolsa de plástico transparente para aislarlo del resto del contenido de la maleta. Mantenerlo en la bolsa sellada impedirá que pueda llegar a contaminarse con cualquier agente externo introducido por la manipulación si alguien tiene que inspeccionar tu equipaje en el aeropuerto. Ver más consejos de limpieza.

El tamaño importa

La cantidad de líquidos que puedes llevar en tu equipaje de mano es limitada. Si utilizas lubricante o un gel limpiador para tu huevo vibrador asegúrate de que los botes que los contienen no superen los 100 ml o compra botellas de viaje especiales y echa los líquidos dentro. Ten en cuenta que es el tamaño de la botella lo que importa, no la cantidad de líquido que contenga. Si llevas un bote grande con menos de 100 ml no te van a permitir embarcar con él.

Por otra parte, en algunos países como Reino Unido existe una norma que restringe a 6 cm el tamaño de las herramientas que el usuario está autorizado a llevar en el equipaje de mano. Un juguete sexual es susceptible de caer dentro del rango de “herramienta” así que ten en cuenta que si vas a viajar a uno de estos países y tu huevo supera los 6 cm vas a tener que meterlo al equipaje facturado.

Inspección de equipajes

Inspección equipajes encuentran huevo

Como todos sabemos, los aeropuertos tienen regulaciones rigurosas de inspección de equipajes y existe la posibilidad de que te toque a ti. Recuerde que el personal del aeropuerto está en su derecho de buscar en el interior de tu maleta y registrarte para comprobar si llevas algún objeto peligroso encima, por lo que es mucho más fácil y rápido decirle al guardia lo que llevas si ves que van a empezar a hacer preguntas. Otra solución es llevar el juguete en la caja original para que el/la agente que esté rebuscando en tu maleta sepa inmediatamente lo que es y puedas ahorrarte la pregunta incómoda. Si no guardas el embalaje original, puedes escribir lo que es con letras grandes en la bolsa donde lo lleves, o acompañarlo de una nota.

Si a pesar de todo al final te acabas encontrando con la dichosa preguntita, lo más fácil y recomendable es decir la verdad confirmando que el artículo es un juguete sexual en lugar de arriesgarte a que tengan que sacarlo de la maleta y del envase, provocando una situación potencialmente alarmante en el aeropuerto y mucho más embarazosa que una simple respuesta sincera que explique lo que es el aparato.

En una situación así sé breve al responder a todas las preguntas y utiliza términos sencillos. Y sobre todo relájate, el personal de seguridad de los aeropuertos ha visto todo y han sido entrenados para mantener cierta sensibilidad en estos asuntos. Una vez que se dan cuenta de lo que es el pequeño artilugio que llevas contigo, lo más probable es que te dejen seguir tu camino feliz y campante hacia la puerta de embarque.

En cualquier caso, si todo esto te parece demasiado y no estás dispuesta a pasar por ello bajo ningún concepto, recuerda que tienes la opción de guardar tu huevo vibrador en el equipaje facturado (si es que vas a facturar maletas) o en última instancia si se trata de un juguete sexual caro queda la opción de directamente enviarlo por correo al lugar donde vayas a hospedarte.

Ten cuidado con las Leyes

Cada país tiene sus leyes, algunas de las cuales prohíben juguetes sexuales por lo que es necesario comprobarlo antes de salir si vamos a viajar a un país extranjero con un huevo vibrador.

Prohibición de juguetes adultos

Los huevos masturbadores y demás juguetes sexuales son ilegales en India, Emiratos Árabes Unidos (Dubai, etc) y Arabia Saudita. Recuerda que la mayoría de ellos tampoco permiten la pornografía. También existe una prohibición sobre los juguetes sexuales en algunos estados de EEUU y en algunas partes de África y Asia y algunas islas del Caribe, es ilegal ser gay o lesbiana. Si alguien te ve con un juguete sexual (especialmente uno que te marca como gay o lesbiana) podría llegar a causarte problemas.

No permitas que un error por descuido arruine tus vacaciones, dedica un poco de tiempo a leer sobre las normas en el país que vas a visitar asegurándote de que no vas a inclumplir ninguna y ¡disfruta sin preocupaciones de tu momento excitante lejos de casa!