Saltar al contenido

Versátiles, sencillos y casi todas las mujeres lo tienen: el huevo vibrador es uno de los masturbadores más conocidos en el mundillo de los juguetes adultos. Su funcionamiento es sencillo: simplemente hay que presionarlo directamente contra el clítoris (o cualquier otra zona erógena) hasta llegar al orgasmo. No obstante, el potencial que tienen estos juguetes es mucho mayor.

Como decíamos, estos aparatos son extremadamente sencillos de usar, discretos y fáciles de limpiar (por no mencionar que son más baratos que muchos otros juguetes femeninos). Este vibrador pequeño se puede guardar en cualquier sitio y lo puedes llevar por ahí sin que nadie se dé cuenta.

Pero no permitas que su tamaño te engañe, son conocidos en el mundo de los juguetes eróticos porque con ellos se pueden conseguir algunas de las experiencias orgásmicas más intensas. Con este huevito vibrador se vuelve cierta la afirmación que dice que ¡las mejores cosas vienen en envases pequeños!

Por eso en este artículo vamos a explicar y a dar algunos consejos importantes sobre como se usan los huevos vibradores. Esperamos poder demostraros que este juguete sexual puede ser la puerta de entrada a un nuevo mundo de posibilidades en la búsqueda del placer y del orgasmo.

Los 15 consejos clave

  1. Algunas mujeres prefieren entrar en calor de forma manual (su mano o la de su pareja) o de forma oral antes de usar el juguete. Esto lo requieren aquellas mujeres que cuando aplican sobre su clítoris las vibraciones más suaves, no sienten placer, por lo que requieren que «su fuego interior se despierte» previamente. Por otro lado, a ciertas mujeres sólo les gusta usar el huevo una vez están totalmente excitadas, mientras que otras prefieren utilizarlo antes del coito.
  2. Si es la primera vez que utiliza un vibrador femenino, has de usarlo sola antes de usarlo con tu pareja durante el sexo. Las nuevas experiencias pueden producir ansiedad y tendrás mayor sensación de control si conoces las sensaciones.
  3. Aplica un poco de lubricante a la parte del huevo que está en contacto con tu cuerpo. Si ya estás muy excitada, puede que no necesite lubricante.
  4. Comienza colocándolo contra tus labios mayores (labios vaginales) y explora cómo te sientes con esa sensación. Es posible que quieras evitar el contacto con clítoris al principio pero es normal. Poco a poco irás pasando del exterior a labios menores antes de acercarte al clítoris.
  5. Si todo esto es demasiado intenso para ti, puedes intentar suavizar la vibración mediante la colocación de una toalla entre tus zonas erógenas y el juguete.
  6. Si te sientes cómoda con un alto nivel de estimulación, puede que desees acercarte a tu clítoris directamente. Para algunas mujeres, esto es demasiado intenso e incómodo, así que pruébalo con el nivel de vibración más bajo antes de acelerar el ritmo. Otras mujeres prefieren un nivel más alto y estimulación directa. ¡Sabrás cuál es el tuyo cuando lo pruebes!
  7. Una vez que te sientas cómoda con la estimulación, experimenta con diferentes niveles de intensidad y ¡presiona! Es posible que prefieras colocar el vibrador en un lugar determinado para luego aplicar presión, o tal vez prefieras movimientos más ligeros y superficiales acariciando una zona o hacer pequeños círculos alrededor de tu clítoris.
  8. Si estás explorando sensaciones con tu pareja y tienes un huevo vibrador inalambrico, es posible que prefieras manejarlo tú para tener completamente el control del nivel de intensidad o para apagarlo si sientes demasiada intensidad.
  9. Si te gusta el placer en la ducha, en el jacuzzi o en la bañera, asegúrate de elegir un modelo a prueba de agua.
  10. Parece obvio pero no lo es tanto: no introduzcas el huevo tan dentro que luego te resulte difícil sacarlo o manipularlo. Aunque es complicado llegar a ese punto, puede llegar a darse el caso y es aconsejable tenerlo presente.
  11. Invierte unos minutos en limpiar el huevo después de cada uso. Haz clic aquí para ver consejos de limpieza.
  12. Para que sea más fácil de limpiar, se puede introducir el huevos vibrador dentro de un preservativo cuando vayas a utilizarlo.
  13. Si vas a cubrir el huevo con un preservativo y quieres utilizar lubricante, es buena idea emplear uno de base acuosa para no dañar el material.
  14. Si notas cualquier tipo de dolor o molestia, detén del uso de forma inmediata y consulta a tu ginecó[email protected] antes de volver a intentarlo.
  15. No utilices vibradores de huevo si tienes alguna herida o irritación en la zona.

Instrucciones de uso

Los huevos vibradores son conocidos por ayudarte a conseguir orgasmos rápidos e intensos, pero la diversión no termina ahí. Si no tienes muy claro cuál es la forma adecuada de utilizarlos, la respuesta es tan simple como que no hay una forma correcta o una incorrecta. Se trata de experimentar y de encontrar el uso que más se adapte a tus gustos y que mejores sensaciones te genere.

La primera vez que uses un vibrador de huevo es probable que llegues al orgasmo rápidamente. Simplemente experimenta utilizando el huevo en unas y en otras zonas hasta que encuentres cuál es la que te da más placer. Sobre todo, no tengas miedo de sentir cosas nuevas.

En primer lugar, debes estar en una posición que te resulte cómoda, ya sea tumbada boca arriba sobre tu espalda o boca abajo sobre tu estómago. Coloca el vibrador en baja potencia y empieza a usarlo para rozar suavemente tus zonas erógenas, como los pezones, los muslos internos y alrededor de tu vagina. Un complemento ideal para el uso de huevos vibradores es el lubricante. La cantidad adecuada de lubricante puede marcar una diferencia importante a la hora de utilizar este juguete, especialmente en el clítoris, así que vez que te hayas acostumbrado a la sensación de la vibración, aplica un poco de lubricante en el huevo, la vagina y el clítoris y empieza a frotar el aparato suavemente arriba y debajo de tu zona vaginal. Comienza con la potencia al mínimo y aumenta gradualmente la presión hasta llegar al punto en el que te encuentres más cómoda. Recuerda que debes relajarte y sobre todo… ¡Disfrutar!

Zonas de estimulación del huevo vibrador

Algo sobre el huevo vibrador femenino que la gente olvida a menudo es que no debes limitarte a utilizar solamente los extremos, sino que puedes colocarlo horizontalmente para ampliar la zona estimulada. Esa sensación añadida de suavidad que vas a experimentar podría ser lo que envíe directamente al cielo.

Si te gusta usar juguetes adultos en la ducha o en la bañera, debes saber que existe toda una gama de huevitos vibradores resistentes al agua que pueden cubrir tus necesidades perfectamente. Además, ten en cuenta que este juguete también se puede utilizar para potenciar y mejorar los efectos de otros juguetes cuando se utilizan en combinación con estos.

Contrariamente a la denominación que en muchas ocasiones se les da (huevos masturbadores), no solo se utilizan durante la masturbación porque, de hecho, son unos estupendos compañeros en los juegos sexuales o los preliminares en pareja. Puedes usar las vibraciones para generar sensaciones muy potentes que os harán sentiros a los dos de manera increíble. Durante los preliminares, son un buen complemento para el sexo oral o para ser utilizados en lugar de las manos.

Descubre las diferentes áreas de tu clítoris jugando tú sola

El clítoris parece que es una pequeña área en la superficie de tu cuerpo, pero te sorprenderá comprobar las diferencias sensitivas que existen en esa zona y lo que sucede cuando las estimulas por separado. Si estás acostumbrada a la masturbación manual, es posible que no estés familiarizada con el nivel de precisión que se puede lograr con un buen vibrador. Así que, ¡prepárate!

Los vibradores de huevo te permite determinar exactamente dónde deseas que las vibraciones tengan lugar. Algunas mujeres han comprobado que un determinado lado de su clítoris es más sensible que otro, mientras que otras chicas prefieren estimular algún lugar justo por encima o por debajo de la zona que comentaron las primeras. Si eres una mujer especialmente sensible o estás usando un vibrador potente, también puedes utilizarlo sobre los labios mayores y menores, fuera de ellos, sobre el clítoris, un poco por el interior de los muslos… Ten en cuenta que las vibraciones se transmiten a través de la piel y te permiten construir un orgasmo lentamente.

Como punto adicional, además de experimentar lo que te acabamos de comentar, puedes probar a aplicar el vibrador de huevo sobre tu clítoris mientras estas haciendo el amor. Lo que hará que llegues al orgasmo de una manera más potente.

¡No siempre hay que ir directamente a buscar el orgasmo!

Como usar un bibrador

En la realidad existe mucha obsesión con llegar al orgasmo, lo que puede hacer que nos precipitemos en su búsqueda y fallar. Hay una práctica muy placentera y de auto-control que consiste en llevarte a ti misma cerca del orgasmo pero no concluirlo sino que cuando estás en ese punto, te tienes que tomar un breve descanso para después volver a ponerte a ello. Llega al borde del mismo de nuevo, y sigues haciéndolo hasta que alcanzas un estado de excitación súper elevado donde, literalmente, ya no puedes parar porque te crees que vas a explotar. Divertido, ¿verdad? Pues con un huevo vibrador puedes hacer este juego y multiplicar por diez la diversión ya sea, haciéndolo tú sola o con tu pareja.

Esta práctica puede ser una de las maneras más agradables para matar el tiempo en casa y el huevito vibrador hace que esto sea mucho más sencillo en comparación con el uso de vibradores manuales o de la masturbación manual, porque no tienes que preocuparte de que se te canse la mano o el brazo. Incluso te proponemos que no sólo lo hagas en la cama, ¡prueba en distintos sitios! Utiliza tu vibrador huevo para llegar casi al orgasmo, detente, vete a otro lugar y luego repite y repite hasta que no puedas repetir más.

Elige el nivel de vibración de tu huevo

Esto es como todo, para tener éxito con un producto primero hay que probarlo y probarlo. Así que, ¡ya sabes en lo que vas a tener que “mal gastar” una noche! La mayoría de los vibradores mando a distancia tienen un botón de selección de velocidad, desde una muy débil a una del tipo «zumbido de una horda de abejas enfurecidas».
Esto se debe a que en nuestros días la tecnología avanza con rapidez y también lo hace la juguetería erótica. Te contamos esto porque un huevo vibrador decente vendrá con una selección de diferentes ajustes de vibración, al igual que en tu teléfono móvil en el que puedes elegir entre el modo silencio y múltiples opciones de sonido.

Y quizás puedas pensar, ¿para qué necesito yo tantas velocidades si lo que único que quiero es poner el huevo vibrador contra mi clítoris y no separarlo de ahí? Pues porque resulta que es muy excitante jugar con las velocidades. Incluso puedes torturarte placenteramente con ellas siempre y cuando quieras controlar tus sensaciones. Por ejemplo, si estas llegando al orgasmo y quieres parar pero a la vez seguir disfrutando, puedes bajar la intensidad un poquito y retener esas sensaciones por más tiempo.
Básicamente estarías haciéndote un masaje en el clítoris, por lo que explorar esas distintas vibraciones significa que aprenderás mejor a conocer tu cuerpo y será una excusa de valor para encerrarte en el dormitorio y disfrutar.

Por cierto, si tienes un huevo huevo vibrador inalambrico y deseas ponerte a explorar las mejores maneras de usarlo, asegúrate de que lo tienes completamente cargado o con pilas nuevas antes de comenzar. Es divertido, y el tiempo vuela, y no hay nada peor que se le acabe la batería a un juguete erótico cuando estás a tres segundos del clímax…

Usándolo en otras zonas aparte del clítoris

Obviamente, el clítoris es el lugar donde es más probable que al estimularlo llegues al orgasmo, pero si quieres introducir ese juguetito puertas a dentro de tu dormitorio sin que parezca que lo has utilizado para masturbarte un día de calentón mientras tu pareja o marido estaba fuera, puedes hacer otras cosas con él. Incluso puedes utilizarlo para estimularlo a él, por ejemplo: pezones, testículos, el frenillo (justo debajo de la cabeza de su pene), etc. Básicamente, se puede utilizar en cualquier lugar con terminaciones nerviosas.

Pero no hablemos tanto de usarlo sobre él y sígamos con el uso sobre ti. Si vas más allá de la estimulación del clítoris y empiezas a probar el huevo por todo tu cuerpo, seguro que vas a encontrar zonas erógenas en las que nunca antes te habías fijado. Nuestro consejo es que pruebes a pasarlo por la cara interior de tus muslos o alrededor de los pezones o el ano para descubrir sensaciones verdaderamente intensas. Aventurándote más allá de los usos habituales de este juguete, pronto descubrirás cuál es la forma en la que el huevo funciona mejor en tu caso particular. Descubre ideas divertidas para usar tu huevito vibrador.

Úsalo durante el sexo

Una vez tengas el huevo vibrador calibrado a tu gusto y sepas que te gusta más la velocidad 2 para comenzar y la 5 para volverte loca (por ejemplo), es hora de hablar sobre cómo usarlo durante el sexo.

¿Y por qué promovemos el uso de los huevos vibradores durante el sexo? Porque, aunque haya gente que no lo sepa todavía, para la mayoría de las mujeres es más fácil llegar al orgasmo así que mediante las tradicionales relaciones sexuales con penetración. Y por favor, dejemos atrás los tabúes sexuales ya de practicar solo penetración, de que los hombres sólo desean meterla y de que se sentirán inferiores si la chica necesita un juguete erótico para gozar… ¡Nadie necesita nada! Sólo es un complemento magnífico y extra. No hay complejos, ni tampoco implica la chica que lo use como apoyo esté insatisfecha, ni nada por el estilo. Sólo son cosas nuevas que complementan el placer de la mujer. Lee más sobre este tema en la sección de mitos.

Pues bien, una vez dejados atrás todos esos complejos de inferioridad y miedos, antes de usar tu vibrador huevo durante el sexo, tienes que darle una clase a tu pareja sobre cómo te gusta, de qué velocidades ha de utilizar, etc. También es recomendable que le cuentes por qué quieres usarlo. La comunicación y la sinceridad son vitales en estos temas.

Por supuesto, si tenéis un huevo vibrador con mando a distancia existe la posibilidad de que no sea él quien lo maneje, sino tú. Para lo que deberás pensar en qué posturas vas a hacer el amor porque si no tienes en cuenta esto, puede que te acabes colocando en posiciones que te resulten incómodas para usar el huevo.

Uno de estos juguetes también puede ayudar a la estimulación o a la relajación durante el sexo oral o durante un masaje erótico. Muchas mujeres se benefician de algún estímulo del clítoris extra durante el coito y un huevo vibrador es tan compacto que puede mantenerse en el lugar ideal, proporcionando estimulación directa del clítoris durante la penetración.

Posturas para usar un huevo vibrador

Posiciones como la postura del perrito o cuando la mujer está encima son ideales para el uso de vibradores de huevo, porque la mujer tiene fácil acceso al clítoris. Sin embargo, el tamaño del huevo permite que se pueda utilizar también en el misionero. Con su pequeño tamaño y forma discreta no fálica (no tiene forma de pene), este artilugio es una gran opción para las parejas que están algo cohibidas en el tema de utilizar juguetes eróticos pero tienen ganas de aventurarse en su uso.

¿Qué es lo divertido de tener un vibrador a distancia?

El mando a distancia es realmente mágico, ya que te permite darle un nuevo enfoque al uso de los juguetes eróticos permitiéndote disfrutar de la diversión sin tener que sujetar el vibrador en la mano. Por ejemplo, se puede colocar el huevo vibrador remoto en la vagina mientras estás leyendo una novela erótica, viendo una película o incluso cuando estás en lugares públicos.

Sí, ¡has leído bien! En lugares públicos ya que se puede colocar en posición el famoso huevo antes de salir a la calle y que tú o tu pareja activéis el vibrador con mando a distancia cuando queráis.

En base a esto, necesitarás unos consejillos.

Instrucciones para la colocación de un huevo inalambrico

Nos gusta decir que los huevos vibradores son los mejores juguetes eróticos para la penetración poco profunda. Pero nunca insertes un huevo vibrador remoto por vía anal, porque el ano hace vacío y puede atascarse. De hecho no serías la primera mujer que acude a urgencias por temas con problemas con juguetes sexuales…

Por esa razón, sólo recomendamos la inserción anal con juguetes específicos para ello, como los vibradores anales, ya que están especialmente diseñados con bordes planos. Gracias a estos bordes planos no pueden ser absorbidos por vacío. Otros juguetes anales tienen cables o hilos de recuperación y esto impide que se queden atascados.

¿Cómo colocar o introducir el huevo? Aunque las posibilidades son infinitas, lo más común al utilizar este juguete erótico es insertarlo en la vagina. Este momento puede llegar a ser complicado, especialmente porque estás introduciéndolo en una zona que no está lubricada. Así que necesitaras utilizar lubricante para introducirlo fácilmente y sin dolor.

La otra solución es insertarlo durante los preliminares, pidiéndole a tu pareja que te acaricie para conseguir una lubricación natural. Lo que pasa es que, podría ser muy cantoso que tu pareja te estuviera metiendo mano en público, claro. Aunque también depende del lugar.

Probando el huevo por primera vez

Es cierto que te acabamos de decir que hay mujeres que utilizan su huevo vibrador con mando a distancia en lugares públicos, pero no nos hemos adentrado demasiado en cuándo lo utilizaron por primera vez en público y, también en privado. Así que vamos a hablar de sendas primeras veces para aquellas primerizas que desean aprender.

Para las aventureras

Para hacer esto te tiene que gustar un poco el riesgo y no tener miedo de que te pillen o de que tu pareja te sorprenda activando el huevo con el mando a distancia en el momento más inesperado. Si eres de esas, ¡a por ello! Elige una noche con los amigos, una visita al supermercado o al cine y pon a prueba tu nuevo juguete. Si eres una novata en el uso del huevo vibrador inalambrico puede que las personas que te rodean acaben dándose cuenta de que pasa algo… Sí, pero ¡es eso lo que lo hace más divertido!

Para las cautelosas

Si eres de las chicas a las que simplemente la mera idea de iniciarte en el uso de este juguete sexual les asusta un poco, ¿por qué no te planteas usarlo aunque solo sea una vez, por la curiosidad de probarlo?

La forma y los distintos puntos de vista con los que enfocamos ciertas acciones cotidianas, son vitales a la hora de afrontar dichas acciones. Así que si en vez de pensar: “Uy, pero qué estoy haciendo”, piensas: “A ver… ¿esto de qué va?”, tu experiencia será más positiva.

Si tienes miedo de que el huevo se escape o que haga demasiado ruido o que el mando a distancia deje de funcionar y no puedas detenerlo, puedes probarlo primero en casa sin ningún tipo de riesgo.

¿Desde cuánta distancia puedo activar el huevo?

Distancia de activación del vibrador

Un último apunte para estos dos tipos de chicas, para las cautelosas y las aventureras. El alcance del mando varía según el modelo y la tecnología utilizada. De media pueden ser activados desde una distancia de hasta 10 metros.
Además, no es común que el huevo se atasque porque normalmente tienen una pequeña cadena que permite extraerlo fácilmente en cualquier momento. Por otro lado, algunos vibradores inalambricos hacen más ruido que otros y se puede oír si hay un gran silencio a tu alrededor, o si te sientas y el huevo vibra contra una superficie dura. Así que ten cuidado y pruébalo.

¿Características especiales de los vibradores huevo?

Algunos están diseñados para ser utilizados con consoladores, y otros se pueden utilizar con juguetes anales. Este tipo de huevo está diseñado para insertarse en otro juguete, haciéndolo vibrar.
Otros vibradores de huevo tienen formas únicas. Incluyen unos pliegues o crestas de silicona que vibran para crear una mayor variedad de sensaciones placenteras. Además, existen modelos duales que ofrecen mucha versatilidad, ya que cada parte se puede utilizar en un área diferente.

Antes de utilizar tu nuevo huevito vibrador

La primera vez que vayas a utilizar el huevo, sácalo con cuidado de la caja. Comprueba bien la caja y su interior por si trae algún consejo de seguridad o instrucciones especiales. Después de esto, debes lavarlo con un paño humedecido en agua tibia y jabón suave. Asegúrate antes de meterlo bajo el agua que está correctamente sellado y los compartimentos de las baterías, los controles o cualquier otra zona no resistente al agua no corren riesgo de mojarse. Seca el huevo con una toalla limpia.

¿Lubricante o no lubricante?

Lubricante

Si no estás segura de qué son, los lubricantes artificiales sirven básicamente como un apoyo al lubricante natural producido por la vagina de la mujer. Los expertos en sexología sugieren el uso del lubricante para cualquier experiencia sexual, de hecho existen muchas variedades diferentes de lubricante artificial destinadas a fines específicos, entre los que se incluyen el uso de vibradores. Es importante asegurarse de que se utiliza el lubricante correcto con el juguete adecuado. En caso de duda, lo mejor es utilizar un lubricante a base de agua ya que es compatible con todos los materiales.

En el caso de que vayas a utilizar el huevo vibrador por vía anal, el lubricante se convierte en una necesidad absoluta ya que su uso propiciará una penetración suave y segura al tiempo que permite una fácil extracción. También es una buena idea usar lubricante con cualquier vibrador que se utilice para estimular el clítoris. Algunos lubricantes tienen propiedades especiales, como el calentamiento cuando se aplica fricción, que pueden mejorar la estimulación y hacerte vivir una experiencia mucho más placentera. Es cierto que algunas mujeres pueden usar vibradores con seguridad y comodidad para la penetración vaginal sin necesidad de lubricante, pero la mayoría sin embargo suelen encontrar dificultades para empezar a ponerse a tono con un simple trozo de plástico. Aquí es donde entran en juego los lubricantes para ayudar a las novatas a iniciarse en el arte de los vibradores para mujer.

En definitiva, si esta es tu primera vez con los vibradores huevo, es mejor ir a lo seguro y utilizar lubricante las primeras veces hasta que vayas cogiendo un poco de soltura.

Copy link
Powered by Social Snap